martes, 2 de agosto de 2016

Vacaciones con niños ideales

Para una vacaciones con niños ideales:

1. Compra maletas para los niños, con los niños. Decórala a con pegatinas. Deja que hagan las maletas contigo. Enrollan camisetas muy bien y de las tres "cositas" que les dejas traer escogen un marquito con su foto para decorar... Vaaaaaleeee, bueeeenoooo... 



2. viaja... Mira la puesta de sol por la ventana del avión. Alucina con los "lagos" de nubes. Y aguanta... Que la expiración del viaje los pone insoportables, los demás en el avión no tienen culpa, pero no puedes hacer más que intentar distraerlos y desear que el avión llegue pronto... 




3. Aprovecha la piscina desde el minuto cero, aunque sea la medianoche... Aunque se levanten a las ocho (en vacaciones!!!) y lo primero sea tirarse a la piscina, aunque pasen el día entero como una uva pasa y sufras como una loca cada vez que quieren bucear sin manguitos "porque ya saben, mira mamá, miraaaaa mamáaaaaaa". 


4. Y monta una "tienda" con pareos y pinzas, al aire libre. Como puedas. Deja que participen. Que hagan fotos. Que se suban al columpio. Que te piquen los mosquitos mientras tanto... 



5. Pon una vela (y una lámpara de batería recargable). Llénate de antimosquitos. Enciende otra vela (de citronella). Coge una tía y dos sobrinos. Juega a los huevos llenos de monos. Agita. Espera. Escucha las risas. Los juegos en vacaciones, por la noche, cuando ya deberías dormir, con visitas sorpresa -dónde está todo el mundo?, preguntaban un rato antes porque estábamos gemelos y madre solos en casa mientras todos trabajan o viven fuera-... Pon la emoción de la visita y de saber que deberías estar en la cama pero que como son vacaciones es especial... Agita... Disfruta!!! 


viernes, 29 de julio de 2016

El pelo crece: segunda parte

El pelo crece... Después del trasquilón no ha habido más remedio que cortar por lo sano... Rapada!!! Ya, ya... 
#Teníaquepasar , es lo que hay cuando tenemos #NiñosPeluqueros. 

@1parde2 presenta: 
"Quería hacerme una cresta". Bueno, rapado (que no calvo) se está más fresquito en verano. 

Ya sabéis mi lema diario en www.hayqueserpositivo.com: #hayqueserpositivo ;) 

miércoles, 27 de julio de 2016

Niños que juegan a peluqueros y otras trastadas

Tenía que pasar un día u otro. Que los niños jugaran a peluqueros para verse guapos. Y que la solución del tremendo trasquilón sea raparse y dejar crecer el pelo de nuevo. El tema es que fue en casa ajena. Que fueron a jugar a casa de amigos y pregunté inocente por whatsapp, "qué tal?". Y recibimos un "bien, ahora te cuento". Y "ahora te cuento nunca es buen augurio". Me imaginé peleas, destrozos y ya estaba maquinando entre disculpas y broncas cuando me encontré con el trasquilón cara a cara y lo único que fui capaz de articular fué un "pero qué has hecho? Bueno... El pelo crece, lo tapamos mañana y ya crecerá". En fin... Que un día u otro tenía que pasar. 



Se pasan el día haciendo inventos y experimentos, tal cual los llaman, y en el proceso he perdido media despensa de buenos tés y algunas cremas, colonias y jabones que les han servido para jugar a hacer una tienda de perfumes (en la que para más inri tenía que comprar "con dinerito de verdad". En fin... 

Teniendo en cuenta que les hace muchísima gracia que a su madre (sí, hablo de mí) le pareciera buena idea vaciar en línea recta ida y vuelta todo un tubo de dentífrico en el suelo "para ver cuánto medía", lo raro es que no hubieran pensado antes en usar las tijeras. Menos mal que no les ha dado por ser modistos. 

Que de tal trasto, tales trastadas. Qué miedo dan cuando están en silencio!!!

jueves, 14 de julio de 2016

Esperando al ratoncito Pérez

A Izan se le ha caído su segundo diente. "Estoy muy nervioso, mamá, no sé si podré dormir esperando al ratoncito Pérez", me dice. Y es que es un acontecimiento. Su hermano mellizo lo mira con envidia. Aunque a él empezó a movérsele antes el primer diente, tenía tanto cuidado de no masticar ni hacer nada por miedo al dolor que acabó cayéndosele más tarde. Primer drama. 

Segundo drama: el diente de Pol no se caía de ninguna manera. Un día me dice: 
- Mamáaaaaa, llévame al dentista que me quite el diente que no puedo más. 
- Mejor esperamos que está a punto de caer.
- Noooo -protesta llorando- que me dueeeeeeleeeeeee... 
- Pero Pol, si cada vez que se te tiene que caer un diente vamos al dentista nos vamos a gastar mucho dinero. Mejor esperamos. 
- Pero qué es más importante -me dice enfadado- que yo esté bien o el dinero?!?
- ... 

Luego se le cayó una noche, inesperadamente, y el ratoncito Pérez recibió una nota con mucha preocupación que decía algo así: "Querido ratoncito, se me ha caído el diente en la cama, seguro que tú lo encuentras. Sobre todo déjaselo a mi abuela que colecciona los primeros dientes de leche. Y déjame el dinerito en la tienda de campaña porque no estaremos aquí. Gracias". 

Y ahora se le cae el segundo a Izan antes que a Pol de nuevo!!! Parece que esta vez no hay drama, solo muchos nervios :) 






Instagrameando con @celiaramon

MIS ENTRADAS MÁS POPULARES