sábado, 24 de febrero de 2018

Los niños, YouTube y cómo acompañarles: una reflexión con la Testabox PDA


A los mellizos les encanta abrir la @testabox así que no puedo abrirla hasta que estoy con ellos. Luego no quieren más que hacer vídeos y "subirlos" para que "nuestros amiguitos" puedan ver lo chulo que es [abrir cajas con cosas dentro]. 



Hacen tutoriales de cómo hacer "nieve" con el juego de experimentos que trajeron los Reyes Magos, de los circuitos de piezas de dominó, de lo que han aprendido en mates... 



Prefieren ver vídeos de YouTube que buscan ellos (el animal más grande del mundo, el mejor breakdancer, pasos de break, inventos raros, huevos Kinder...). 



Claramente los usos de la tele y la información han cambiado irremediablemente para ésta generación. Se tronchan con Fernanfloo y yo no le veo la gracia a tanta tontería... Me siento viejuna. 



Me digo que lo importante es ver los vídeos con ellos, controlar lo que buscan y ven (gracias #youtubekids), mantener la norma de usar tablets y ordenadores en espacios comunes de casa, y hablar y hablar de lo que ven y lo que sienten y lo que entienden...


👯♂️


Lo importante es acompañarles y si quieren grabar un vídeo, hacerlo con ellos, advertirles que hay cosas que no se dicen, no se cuentan, no se muestran...


🙋🏼


Así que aquí están mamá viejuna y juventud desbordante listos para presentar la "Textabox", como dicen ellos. Que ya no es por los productos en sí, que también (porque este mes son los #productosdelaño y es una caja 📦 top), sino porque nos divertimos juntos descubriendo la caja y sus productos a través de sus ojos 👀 




¿Verdad que esto de la maternidad iba de educar, vigilar, guiar y también de disfrutar con ello?


¡A disfrutar! 


📦



PD: podéis ver el vídeo en Instagram y echarnos unas risas acompañando al par de dos en su experiencia "voy a hacer un vídeo" ;) 


https://instagram.com/p/BfktnyzBQ_l/



Los niños, YouTube y cómo acompañarles: una reflexión con la Testabox PDA


A los mellizos les encanta abrir la @testabox así que no puedo abrirla hasta que estoy con ellos. Luego no quieren más que hacer vídeos y "subirlos" para que "nuestros amiguitos" puedan ver lo chulo que es [abrir cajas con cosas dentro]. 



Hacen tutoriales de cómo hacer "nieve" con el juego de experimentos que trajeron los Reyes Magos, de los circuitos de piezas de dominó, de lo que han aprendido en mates... 



Prefieren ver vídeos de YouTube que buscan ellos (el animal más grande del mundo, el mejor breakdancer, pasos de break, inventos raros, huevos Kinder...). 



Claramente los usos de la tele y la información han cambiado irremediablemente para ésta generación. Se tronchan con Fernanfloo y yo no le veo la gracia a tanta tontería... Me siento viejuna. 



Me digo que lo importante es ver los vídeos con ellos, controlar lo que buscan y ven (gracias #youtubekids), mantener la norma de usar tablets y ordenadores en espacios comunes de casa, y hablar y hablar de lo que ven y lo que sienten y lo que entienden...


👯♂️


Lo importante es acompañarles y si quieren grabar un vídeo, hacerlo con ellos, advertirles que hay cosas que no se dicen, no se cuentan, no se muestran...


🙋🏼


Así que aquí están mamá viejuna y juventud desbordante listos para presentar la "Textabox", como dicen ellos. Que ya no es por los productos en sí, que también (porque este mes son los #productosdelaño y es una caja 📦 top), sino porque nos divertimos juntos descubriendo la caja y sus productos a través de sus ojos 👀 




¿Verdad que esto de la maternidad iba de educar, vigilar, guiar y también de disfrutar con ello?


¡A disfrutar! 


📦



PD: podéis ver el vídeo en Instagram y echarnos unas risas acompañando al par de dos en su experiencia "voy a hacer un vídeo" ;) 


https://instagram.com/p/BfktnyzBQ_l/



martes, 12 de diciembre de 2017

Ir a ver ballet con niños (al cine): sí o no?

Hace una semana que los gemelos descubrieron el ballet gracias al evento organizado por @yelmo_cines. En toda España retransmitían en directo "El Cascanueces" desde el Opera House de Londres. 




Es una experiencia recomendable. Tanto para adultos como paras niños. Es un modo de descubrir y apreciar el ballet (o la ópera, que también dan) sin gastarte un ojo de la cara. Por lo menos la primera vez y si lo estás seguro de sí a ti o al niño os gustará la experiencia. 

Dese luego que ir a la ópera o el ballet en directo debe ser otra cosa, mucho más espectacular, pero el precio también es otro y en el cine disfrutas de una gran calidad de imagen y sonido y sin perder detalle de lo que sucede en el escenario (aún recuerdo mi primera experiencia con la ópera en París, con el presupuesto Erasmys fuimos al gallinero y verse, verse, no veíamos mucho...).


Y qué tal los niños? 

1. Emocionados por ver algo nuevo. 

2. Expectantes. 

3. Algo desconcertados cuando antes del espectáculo iban viendo la gente entrar y tomar asiento en directo, y no te digo cuando los presentadores empezaron a hacer comentarios y entrevistas en perfecto inglés. Había subtítulos, pero ni el nivel de inglés ni el de lectorescriptura de los mellizos de siete años les permitía seguir el tema. Por eso fuimos comentando la jugada intentando no molestar al resto de público en la sala. 

4. Cuando empezó el ballet y la orquesta, embobados. Pero menos mal que les habíamos explicado la historia del Cascanueces antes de ir al cine -e íbamos comentando un poco- porque los niños, acostumbrados a pelis de mucho ritmo y diálogos me temo que no estaban siguiendo la historia. Pero es interesante que vean que con baile, gestos y música se puede expresar toda una historia, sin palabras. 


Lo que nos "mató" fue que era martes, que empezaba a las 20:00 horas en directo pero el ballet no comenzó hasta las 20.30h y que cuando una hora más tarde hicieron el intermedio con más entrevistas en inglés, ya no hubo manera de mantener la atención de dos críos agotados. Muy a nuestro pesar, varios niños presentes en la sala aprovechamos el intermedio para irnos sin ver el final del ballet. Nos fuimos algo tristes por lo aguantar, pero en general muy contentos con la experiencia. 


Así que... Es recomendable llevar a niños de seis o siete años al ballet? Al de verdad, solo en horarios infantiles y si ceees que de verdad van a disfrutarlo. Al cine, sí, creo que es positivo, como prueba, para ver algo diferente a las películas de acción y animación habituales, y si te cansas y te vas no te da tanto coraje como irte del ballet de verdad. Ahora bien... 


- Mejor en horario infantil 

- O hacer descansar a los niños antes (no justo después del cole y extraescolares como fue nuestro caso).

- Mejor preparar el terreno: explícales la historia para ate la puedan seguir, enséñales algún baile en YouTube...


Y una vez en el cine, disfruta!!!! 





lunes, 4 de diciembre de 2017

A mis gemelos, chicos, les gusta bailar

A mis gemelos, chicos, les gusta bailar. 

...

Les gusta bailar sin importar si moverse al ritmo de la música es cosa "de niñas" o de niños", y lo nuestro nos ha costado. 


... Les gusta bailar y por eso mañana iremos a ver el ballet El Cascanueces a los cines Yelmo: menudo planazo en familia!!! Vamos a disfrutar de lo lindo con la proyección de EL CASCANUECES,  el clásico navideño de ballet de la Royal Opera House que se proyecta en directo en Yelmo Cines de toda España. La proyección tendrá lugar en Los Yelmo Cines Comedia de Barcelona (Passeig de Gràcia, 13el 5 de diciembre a las 20:15h. 




Les gusta bailar y lo nuestro nos ha costado. Porque de pequeños no había complejos, yo bailaba con ellos, y ellos conmigo. Y llegaron los tres y cuatro y cinco años: nos encantaba bailar cualquier cosa por ridícula que fuera, adorábamos los Cantajuegos -negaré haberlo dicho-. 


Y con los cinco llevaron las extraescolares. Uno de los mellizos quiso apuntarse a hip hop. Eran dos niños en una clase de niñas. Lo adoraban, lo mimaban, sobretodo la profesora -adorable-, pero llegó la concepción de ellas y nosotros, de ellos y nosotras, llegaron la vergüenzas, los "no quiero estos pantalones que parecen mallas"... Y al año siguiente, a mi pesar, no repetimos clase de baile. Lástima. 


Pero cuando uno disfruta bailando todo vuelve, y tras una pausa y algún trabajo en roles de género, en casa hemos llegado a la conclusión que:

- Los niños también bailan. De hecho, papá es un gran bailarín y eso es fantástico. 

- Hay bailarines muy famosos y de todo tipo de disciplinas de baile: desde Nacho Duato a grandes bailarines de breakdance. 

- El ballet también es masculino, es un baile difícil y requiere mucha fuerza y destreza.

- No, no todos los bailarines son homosexuales, y si lo son tampoco tiene mucho que ver con que nos guste o no bailar y se nos dé bien o mal. Ver Billy Elliot abrió el debate.


Llegaron los seis y los siete años y de pronto el gemelo que bailaba a escondidas en casa se enamoró de los grupos de chicos de street dance que bailaban para los turistas en plazas de la cuidad. Y decidió crear "un club" en el patio del colegio, y se creo un grupo de bailarines, y finalmente se pidió y consiguió una extraescolars para que el grupo de chicos, y chicas, pudieran ensayar nuevos pasos y trucos de break. Ahora todo son piruetas y pasos de baile. Y nos encanta!!!  


Por eso seguiremos bailando.

Por eso mañana veremos un ballet y seguro, seguro que nos encantará. 


Porque bailando lo pasamos en grande, y ver bailar con el alma y transmitir con el baile, no encanta! 





MIS ENTRADAS MÁS POPULARES